Los mejores juegos clásicos MS-DOS para jugar gratis en el navegador

Hace años que The Internet Archive es un recurso prodigioso a la hora de acceder a contenidos que han ido desapareciendo a lo largo del tiempo en la red de redes, y en esa labor también han tenido un sitio especial los juegos.

Gracias a su combinación con el emulador DOS Box y las últimas versiones de navegadores se presentó a principios de año una rama muy especial de esos contenidos.

Se trata ni más ni menos que de la posibilidad de ejecutar en nuestro navegador alguno de los 2.400 juegos con los que cuenta el catálogo disponible por los responsables de este proyecto. Muchas opciones y mucha nostalgia que nos han obligado a hacer un intento por seleccionar algunos de los más destacados.

Estos son para nosotros -aquí lógicamente los gustos pueden variar- los mejores juegos de la época MS-DOS que podemos disfrutar directamente y gratis en el navegador gracias a este servicio.

Arkanoid II – Revenge of Doh (Taito, 1989)

La primera versión no está disponible en este catálogo, pero sí lo está esta secuela que reforzaba el legendario concepto original de un juego en el que como en muchos conceptos de la época los gráficos eran algo casi secundario. El nivel de adicción que ofrecía ese simple concepto fue asombroso y como en otros de los elegidos de esta lista, Arkanoid tuvo versiones para virtualmente todas las plataformas que existieron en la época de su lanzamiento.

A jugar | Arkanoid II – Revenge of Doh

SimCity (Maxis, 1989)

Un clásico que ha tenido un triste final recientemente con el cierre del estudio por parte de EA pero que supuso todo un hito para la época. La creación de un absolutamente genial Will Wright vuelve a tomar forma en nuestros navegadores y lo hace además con aquella gloriosa perspectiva 2D tan llamativa y tan propia de aquellos años.

A jugar | SimCity

Golden Axe (SEGA, 1990)

Hay clásicos y hay clásicos entre los clásicos. Golden Axe es uno de ellos, y tras lograr que muchos nos dejáramos la paga de los domingos en las recreativas también triunfó en todas las plataformas en las que apareció. Este arcade nos ponía en el papel de alguno de los tres personajes distintos -mujer guerrera incluida, curioso para la época- y nos obligaba a cargarnos a todos los enemigos que se nos pusieran por delante.

A jugar | GoldenAxe

Prince of Persia (Broderbund, 1990)

Fue uno de los juegos que realmente destacaron tanto por su jugabilidad como por sus gráficos o su música. En Prince of Persia la física del personaje parecía más real que nunca -su peso e inercia eran claves en el movimiento y a la hora de sortear los obstáculos- y eso le dio un valor añadido más a un juego que de hecho acabaría inspirando también secuelas tanto en videjuegos como adaptaciones -no muy afortunadas- al cine.

A jugar | Prince of Persia

Wolfenstein 3D (id Software, 1992)

No fue el primer juego de id Software y de sus geniales creadores, pero sí fue el germen de lo que posteriormente sería toda una revolución en la industria de los videojuegos. Los First-Person-Shooters (FPS) le deben mucho a este verdadero mito de la industria de los videojuegos que, eso sí, aún no permitía cosas ahora imprescindibles como el desplazamiento lateral. Pero eso le da aún más encanto, ¿no créeis?

A jugar | Wolfenstein 3D

Lemmings 3 – All New World of Lemmings (Psygnosis, 1994)

Como sucede con el Arkanoid, en el catálogo no está disponible el videojuego original ni tampoco su segunda parte, pero sí esta tercera que confirmó el éxito de sus predecesoras y que además mantenía ese divertido concepto de las tribus para dividir a los simpáticos y sacrificados (¿o safricables?) lemmings en alguna de ellas. De las doce disponibles en la segunda entrega, no obstante, se quedaron con tres porqeu cada una de ellas tenía 30 niveles con distintos enemigos y formas adicionales de que los lemmings fueran cada vez más versátiles.

A jugar | Lemmings 2 – The Tribes

Street Fighter II (Capcom, 1992)

Este es uno de los pocos títulos que siguen jugándose hoy en día (aunque en concreto es su secuela Street Fighter II Turbo, lanzada en 1994), algo que demuestra el grado de perfección que este juego de lucha logró en su día. Aun sin contar con esa perspectiva 3D tan llamativa de los juegos de lucha posteriores o con un catálogo de personajes y movimientos más limitados, cada uno en su estilo se convirtió en una pequeña leyenda en sí mismo. Imprescindible en la lista, desde luego.

A jugar | Street Fighter II

Jazz Jackrabbit (1994)

Jazz Jackrabbit es la respuesta del mundo de PC a Sonic the Hedgehog . En este juego de plataformas, Jazz, el héroe del planeta conejo Carrotus, debe rescatar a la querida princesa conejo, Eva Earlong, y derrotar al líder de los terroristas tortuga, Devan Shell, que viaja a diferentes planetas para obtener pistas sobre el paradero de Eva mientras los libera. de la tiranía de Shell.

La similitud con Sonic the Hedgehogse manifiesta en la asombrosa velocidad de Jazz, y el hecho de que aumenta cuanto más corre. Sin embargo, el resto de la mecánica de juego es diferente. El juego es principalmente un juego de disparos, lo que significa que para derrotar a sus enemigos, Jazz no es suficiente para saltar por encima de sus cabezas. Jazz comienza con un bláster, pero durante el transcurso del juego adquiere otras armas, como lanzagranadas, lanzallamas, TNT, etc. Jazz también puede recoger varios potenciadores, incluido un escudo de fuerza, un aerotabla que le permite flotar. en el aire, un pájaro que luchará del lado de Jazz, y otros.

A jugar | Jazz Jackrabbit

Aladdin (Virgin, 1994)

El juego de Virgin está basado en la película de animación de Disney de 1992 y es toda una oda a las plataformas en el que por fin la adaptación de los personajes de Disney fue todo un éxito. El videojuego era tan divertido para los pequeños como los que para entonces ya éramos algo más mayores, y aunque el control con teclas es un pequeño desafío -benditos mandos de consolas-, es un juego divertido y con mucho encanto.

A jugar | Aladdin

Doom II: Hell on Earth (id Software, 1994)

La ambición tras el lanzamiento de un absolutamente revolucionario Doom fue más allá en esta entrega -la primera no está disponible- y sus creadores pasaron de utilizar (con éxito, que conste) el modelo shareware para pasar a un modelo comercial en el que el juego llegaba directametne a las tiendas. Aunque a nivel técnico no hubo grandes cambios, sí que se aprovechó la evolución del hardware para ofrecer un motor de juego con más niveles mucho más intrincados y grandes. Más Doom que nunca, vaya.

A jugar | Doom II: Hell on Earth

Indiana Jones and the Last Crusade (LucasArts, 1989)

Los juegos de Lucasfilm Games marcaron un antes y después en el segmento de las aventuras gráficas -ahora tristemente olvidadas-, y una de sus grandes aciertos fue la adaptación de la tercera entrega de las aventuras de Indiana Jones. Como en el resto de las entregas de los juegos de esta productora, la fidelidad a la historia se veía acompañada de un humor muy especial y de esos divertidos puzzles que hacían casi imposible no quedarse pegado a la pantalla hasta resolverlos. Si queréis también podéis disfrutar de otro gran clásico de Lucasfilm en este segmento, Maniac Mansion. No tendremos, eso sí, acceso a aquellos originales métodos contra las copias.

A jugar | Indiana Jones and the Last Crusade

Commander Keen 4 – Secret of the Oracle (1991)

Es un juego de plataformas, el cuarto de la serie Commander Keen en su conjunto y el primero de la segunda serie Goodbye, Galaxy .

El genio de ocho años Billy “Commander Keen” Blaze recibe una transmisión interestelar mientras trabaja en un Transceptor Photachyon (una radio que puede recibir señales en cualquier lugar de la galaxia). Mientras que la transmisión es entrecortada, Billy se da cuenta de que la galaxia está nuevamente en peligro por una raza alienígena conocida como Shikadi. Para obtener más información sobre esta amenaza, se propone consultar al Oráculo. Pero resulta que los ocho miembros del Consejo necesarios para la activación del Oráculo han sido secuestrados por los Shikadi y encarcelados en las peligrosas Tierras Sombrías. Billy se dirige a salvar a los miembros del Consejo.

A jugar | Commander Keen 4 – Secret of the Oracle

Karateka (Broderbund, 1986)

Otro de los videojuegos de lucha que hizo gala de una gran cantidad de versiones: todas las plataformas de la época tuvieron su correspondiente edición, y la versión MS DOS permitía también disfrutar de esas peleas en las que los enemigos que se iban sucediendo en el escenario eran cada vez más difíciles. No había excesiva variedad en movimientos, pero para la época fue uno de los juegos de lucha mejor conseguidos y más populares del mercado. Apareció una reedición para Xbox, pero lo hizo sin pena ni gloria.

A jugar | Karateka

Stunts (Broderbund, 1990)

Este videojuego, también conocido como 4D Sports Driving, fue uno de los pioneros en el tratamiento de los videojuegos de simulación de coches en 3D, y además de esa atención a la simulación el juego también contaba con un editor de pistas de carreras. El juego era también especialmente divertido por la presencia de loops y de saltos, y sus creadores incluso permitían reproducir la carrera tras terminarla. Puede que os vengan bien los códigos que se piden al inicio de cada partida para desbloquear la seguridad.

A jugar | Stunts

Gunship 2000 (Microprose, 1993)

Los simuladores de vuelo se convirtieron en uno de los segmentos más populares, y entre los destacados estaba este Gunship 2000 que abarcaba el terreno de los helicópteros y lo hacía además con ambición. Solo hay que echar un vistazo a su manual de 170 páginas que describía con precisión las diversas opciones de un juego que nos ponía a los mandos de distintos modelos de combate y que a pesar de aquellos gráficos sigue siendo una propuesta muy curiosa. Otro ejemplo mítico es, claro está, el Chuck Yeagers AFT.

A jugar | Gunship 2000

The Fidelity Chessmaster 2100 (Software Toolbox, 1989)

Aún quedaban unos años para que Deep Blue pusiese en jaque -y nunca mejor dicho- a Garry Kasparov, pero los juegos de ajedrez también comenzaban a tener su sitio en los PCs de la época y de hecho comenzaron a ser vistos como valiosas herramientas de entrenamiento para aficionados y profesionales de este deporte. La franquicia Chessmaster fue la que más videojuegos de este tipo vendió, y este título de 1989 mostraba ya una potencia singular. El creador del videojuego la situaba en unos 2.000 puntos ELO USCF, pero en realidad se estima que su puntuación rondaba los 1.550-1.600 puntos ELO.

A jugar | The Fidelity Chessmaster 2100

Heimdall (The 8th Day, 1992)

Este juego de acción se hizo muy popular y de hecho tuvo una segunda versión. En su desarrollo nos ponemos en el papel de Heimdall, un semidios de la mitología noruega que debía proteger la entrada a Asgard, hogar de los dioses. El juego de acción y aventura presentaba una perspectiva isométrica en la que nuestro héroe iba recogiendo objetos para cumplir la misión principal mientras recorría las distintas islas presentes en el juego. Los gráficos de la versión MS-DOS recuerdan muchísimo a los presentes a los de las ediciones de Amiga y Atari ST.

A jugar | Heimdall

Command & Conquer (Westwood Studios, 1995)

Este clásico de los juegos de estrategia en tiempo real tiene todos aquellos ingredientes que hicieron que este género explotase a mediados de los 90. Como en otros muchos, la idea es construir una base, adquirir recursos y así financiar la producción de todo tipo de fuerzas y unidades con las que asaltar y conquistar las bases enemigas. La idea es básica, pero os lo aseguramos, engancha.

A jugar | Command & Conquer

The Castle of Dr. Brain (Sierra On-Line, 1991)

Este juego de la legendaria Sierra es la primera parte de una serie de dos juegos orientados a la resolución de puzzles educacionales. Iremos resolviendo esos puzzles a través de las matemáticas y la lógica, pero también son útiles conocimientos para resolver criptogramas o algún que otro acertijo astronómico. La segunda parte del juego es ‘The Island of Dr. Brain’, también disponible en The Internet Archive.

A jugar | The Castle of Dr. Brain

SimAnt (Maxis Software, 1991)

El éxito de SimCity hizo que en Maxis se plantearan otros simuladores con distintos ámbitos, y curiosamente el que idearon con las hormigas como protagonistas logró un éxito rotundo. Controlaremos toda una colonia para conquistar al resto de colonias del terreno, y entre las amenazas estarán tanto las arañas como los humanos. Hay hasta un modo tutorial para enseñarnos lo básico de un juego que se adentró en esos simuladores distintos a lo habitual.

A jugar | SimAnt

Epic Pinball (Digital Extremes, 1993)

Más moderno y por tanto más ambicioso, este juego logró recrear la magia de las máquinas de pinball para trasladarlas al PC. Los gráficos eran especialmente llamativos gracias al soporte VGA de 256 colores y un movimiento fluido, pero además hay un papel especial de la música. Era especialmente llamativa la máquina del androide, y entre otros secretos del juego está el de que fue programado totalmente en ensamblador.

A jugar | Epic Pinball

Bubble Bobble (Taito, 1988)

Una de las recreativas más populares de todos los tiempos, en Bubble Bobble nos encontramos con dos protagonista, Bub y Bob, que se introducen en una cueva en la que se convierten en dinosaurios. Para volver a su forma humana tienen que acabar el juego, que consta de una serie de niveles en los que tendremos que recoger diversas frutas y sortear a los enemigos que van apareciendo y que podremos convertir en esas frutas soltando por la boca, atención, burbujas. Porque eso es lo que siempre han soltado por la boca los dinosaurios.

A jugar | Bubble Bobble

Compartir
Open chat